Nueva colección: Terapia Familiar Iberoamericana Ed. Morata

La Terapia Familiar tiene ya muchos años de desarrollo, y abundante bibliografía. Se ha editado un buen número de colecciones con una clara proyección hispanoamericana. Pero ninguna de ellas ha tenido una proyección ibérica, o iberoamericana. No hay autores de habla hispana traducidos al portugués. Se puede argumentar que a los lectores de habla portuguesa no les resulta difícil leer español; pero tampoco hay autores de lengua portuguesa traducidos al español, y a estos últimos sí que les resulta más complicado leer en portugués.

Es un lugar común que los países ibéricos ha vivido siempre muy alejados a pesar de ser vecinos –o precisamente por eso- pero eso probablemente no sucede en Iberoamérica, y en la península ibérica esto está cambiando.

Desde hace años, las Asociaciones Españolas y Portuguesa de Terapia Familiar mantienen una estrecha relación que ha tomado forma con la realización de Congresos Ibéricos de Terapia Familiar y la edición de una revista bilingüe. Se imparten cursos y seminarios en Universidades y Centros de Formación de ambos países con docentes del vecino, pero aún no se ha producido un intercambio real de bibliografía. Los autores portugueses y brasileños son desconocidos en España e Hispanoamérica, y aunque los autores hispanos lo son un poco más, no han sido traducidos.

Esta colección que inicia Morata Ediciones, tiene, como primer objetivo, modificar esa situación, publicando tanto autores de lengua hispana como portuguesa.

Su segundo objetivo es crear una alternativa al discurso dominante en la Terapia Familiar actual, de origen inequívocamente anglosajón. Desde los primeros años de la difusión de la TF se comprobó la necesidad de adaptarla a los contextos culturales de los diferentes países.

La actitud de familias y psicoterapeutas, la “cultura terapéutica” no es la misma. No es descabellado afirmar que, buena parte de los modelos psicoterapéuticos utilizados hoy en día tienen su origen en la necesidad de adaptarse a los sistemas sanitarios de los países del “norte”, especialmente el de los EEUU. Modelos que no tienen necesariamente que encajar en los países del “sur”, en Iberoamérica. En ese sentido, la colección quiere seguir la línea de la Red Relates organización que agrupa a escuelas sistémicas latinoamericanas, y uno de cuyos objetivos es “avanzar hacia la configuración de una modelo propio, coherente con las realidades europeas y latinoamericanas, capaz de dialogar fructíferamente con los restantes modelos sistémicos”. Relates organiza anualmente unas Jornadas de encuentro e intercambio científico, cuyas próxima sedes serán Cuenca (Ecuador), Bilbao (España), Porto Alegre (Brasil), lo que da una idea clara de su proyección iberoamericana.

Alfredo Canevaro

La colección, abierta a propuestas de los autores iberoamericanos, quiere promover el intercambio entre los terapeutas familiares de lengua hispana y portuguesa, y favorecen el desarrollo de una TF iberoamericana con sus propias características y señas de identidad, que respondan a las necesidades y contextos de donde se realiza más que al discurso dominante en el campo, que a menudo resulta de difícil aplicación en nuestros países.
Los primeros textos de la Colección se ocuparán de temas que no han recibido suficiente atención por parte de la terapia familiar. El primero de ellos, del psiquiatra argentino radicado en Italia, Alfredo Canevaro, titulado “Cuando vuelan los Cormoranes” aborda el poco editado tema de la psicoterapia individual sistémica.

Marcelo Ceberio

El libro que le seguirá, del psicólogo y director de la Escuela Sistémica Argentina, Marcelo Ceberio, toca otro tema que ha recibido muy poca atención desde la psicoterapia: el de la atención a la “cuarta edad”, la “terapia de los ancianos del siglo XXI.”

Publicado en Sin categoría | 3 comentarios

Acreditación de Psicoterapeutas

Hace cuatro años en un editorial de Redes, en concreto en el nº 18 de Diciembre de 2007, escribíamos lo siguiente:

Así que, en poco tiempo, nos podemos encontrar con un Terapeuta Familiar español que esté acreditado por la Featf, la Feap, el Colegio de Psicólogos o de Médicos, alguna Asociación de Salud Mental… en fin, para llenar la pared de la consulta con los diferentes diplomas.
La pregunta que surge espontáneamente es: ¿pero tan complicado es el problema como para que no se pueda resolver poniendo de acuerdo a todas estas entidades, o bien que el gobierno dictamine las reglas de la profesión?

Pues bien, el gobierno sigue sin dictaminar las reglas de la profesión, pero unas cuantas entidades de las nombradas en ese editorial, se han puesto de acuerdo en la acreditación de psicoterapeutas en España, lo que es realmente una buena noticia.

Hace algo más de un año, la Federación Española de Asociaciones de Psicoterapeutas (FEAP) propuso al resto de las asociaciones españolas que tenían registros públicos de acreditación de psicoterapeutas – la Federación Española de Asociaciones de Terapia de Familia (FEATF), y la Asociación Española de Neuropsiquiatría (AEN) – el desarrollo de un documento común, que reúna los criterios de acreditación que comparten las tres organizaciones, que en realidad, nunca han diferido mucho en cada una de ellas. Se formó una comisión con destacados psicoterapeutas con una larga experiencia en el tema de la acreditación , que buscando siempre el consenso, han acordado un documento que recoge los Criterios Mínimos para la Acreditación de Psicoterapeutas, basándose “en un mutuo reconocimiento y valoración, sin pretender anular las especificidades y singularidades de cada entidad y sus procedimientos de acreditación.”

El Documento, que puede consultarse en las páginas webs de la Featf y Feap, consta de una presentación y tres apartados principales, que recogen los criterios mínimos comunes para la Acreditación de Programas de Formación de Psicoterapeutas: Formación teórico-práctica, Supervisión y Trabajo Personal. Todos los psicoterapeutas acreditados por las tres organizaciones deben cumplir estos criterios mínimos, por lo que no debería resultar complicado publicar un registro que los agrupe.

El documento incluye también una serie de recomendaciones, en la que nos vamos a detener, ya que suponen una propuesta de por dónde debería ir la acreditación de psicoterapeutas españoles en el próximo futuro. Son las siguientes:
1. Publicar el documento en las webs de cada organización
2. Elaborar un Registro común de psicoterapeutas
3. Abrir un camino para un futuro reconocimiento mutuo de la acreditación de psicoterapeutas de las tres organizaciones estableciendo un procedimiento de reconocimiento recíproco entre las asociaciones firmantes: AEN, FEAP, FEATF.
4. Realizar renovación de la acreditación de psicoterapeuta en función de la formación continuada y el ejercicio como psicoterapeuta, estableciendo un período de validez de la acreditación.
5. Desarrollar procedimientos de evaluación de las competencias del alumno a lo largo del proceso de formación concretando tipo y criterios de evaluación.
6. Concretar el tiempo de vigencia de la acreditación del programa de formación y los procedimientos de revisión y acreditación.
7. Que cuente con significación el tiempo de la formación con carácter presencial.
8. Que haya más de un supervisor implicado durante el proceso formativo para que el psicoterapeuta se beneficie del entrenamiento en diferentes tipos de supervisión con coherencia interna entre ellos.
9. La supervisión debería de ser objeto de formación específica para los psicoterapeutas acreditados y con experiencia.
10. Se considera deseable para el formando que el supervisor y el psicoterapeuta que dirija el trabajo/terapia personal, no coincidan en la misma persona.
11. Que el psicoterapeuta en formación pueda disponer de un margen razonable para la elección del psicoterapeuta acreditado con el que realizar su trabajo/terapia personal dentro de un marco coherente.
Algunas de ellas – 1, 2, 3 – se desprenden del documento, y otras – 4, 6, 7 – ya están incluidas dentro de los criterios de acreditación de la Featf. Pero hay otros – 8, 9 – que o bien no están especificados, o directamente no están incluidos.

Hace ya tiempo que se viene hablando de que los Criterios de Acreditación de nuestra Federación necesitan una puesta al día. Este puede ser un buen momento. La cuestión de la acreditación siempre ha sido uno de nuestros puntos fuertes. No es casualidad que haya sido la única organización de psicoterapeutas de una modalidad específica que ha participado en el documento de consenso citado. Esto se debe entre otras cosas a la labor de la Comisión de Acreditación, que ha realizado una tarea difícil, rigurosa y no siempre bien entendida ni completamente apoyada. Es necesario que una Comisión fuerte e independiente de la Junta Directiva, lidere este proceso y continúe dando a nuestra Federación el prestigio de acreditar con solvencia y rigurosidad, que ha sido reconocido tanto dentro como fuera de nuestra organización.

Publicado en Sin categoría | 8 comentarios